Ser asertiva es aprender a decir No

Ser asertiva es aprender a decir No sin sentirnos culpables. Aprender a decir NO es una necesidad, es expresión de nuestro valor como seres humanos, nuestro valor como mujeres y de nuestra libertad. Ser asertiva es saber decir no sin culpas o autocondenas. No es un acto egoísta. Es, como expresa Walter Riso, Cuestión de dignidad. Tú tienes derecho a tus espacios, tus gustos, opiniones, decisiones y equivocaciones. Y una manera muy sencilla de manifestar todo eso es aprendiendo a decir No.

En muchas ocasiones nos enfrentamos a sentimientos ambivalentes sobre una decisión que debemos tomar. Sabemos que lo mejor para nosotras mismas es decir que no. Expresamos internamente nuestro deseo y estamos seguras que es la mejor opción posible, sin embargo al exteriorizar ese No, nos sentimos culpables, y permitimos que los demás refuercen ese sentimiento de culpa. Nos llamamos a nosotras mismas egoísta y empezamos a cuestionar y a racionalizar nuestra decisión, nuestro comportamiento e inclusive nuestro derecho. Si nuestra inseguridad es muy grande, nos miramos desde unos lentes de jueces y jurados, donde la imparcialidad brilla por su ausencia y somos auto-condenadas antes de presentar el caso.

La asertividad es saber que somos merecedoras y dignas de lo bueno, de respeto, de tomar nuestras propias decisiones y saber expresarlo a los demás sin temor, sin estar a la defensiva, sin agresión. Al ser asertivas decimos no, porque reconocemos ese valor. Nosotras también valemos y somos dignas recibir bienestar en todos los aspectos de nuestra vida. Las cosas buenas, el fruto de nuestro esfuerzo y nuestro tiempo, no es exclusivo para los que nos rodean también es un derecho nuestro. Cuando realmente comprendemos e interiorizamos este principio y sabemos que queremos para nuestra vida y el porque lo queremos. Dejamos atrás la culpa por rechazar algo que no nos gusta, que no nos conviene o simplemente no esta en el momento apropiado o nuestra prioridad.

Robin Sharma dice que Cada vez que dices “si” a algo que no tiene importancia, estás diciendo no a algo que si la tiene. Las personas que siempre dicen “si” nunca llegan a resultados grandiosos. Hay mucho que ganar en acostumbrarse a decir “no”

Entonces ¿Como aprendo a decir No?

1- Define lo que has de hacerse durante las próximas semanas o meses o años para que tengas la sensación de haber dado lo mejor de ti como ser humano. Mientras mas clara estés mejor. Luego, di que no a todo lo demás.

2- Se claro, da una sola excusa. no varias. Cuando das muchas razones o largas explicaciones, la negativa suele sonar a disculpa. Deja claro que rechazas la oferta, y no a la persona que te la hace.

3- Sé tan amable como puedas. La educación de una persona se demuestra en la amabilidad con la que es capaz de dar una negativa. Y así, es más fácil aceptarla.

4- Nunca digas “tal vez”. Si estás decidida a rechazar una oferta, di no sin vacilación. Es muy desconsiderado dejar a la otra persona con la esperanza.

5- No grites. Utiliza un tono de voz suave y relajado. Sólo grita quien se queda sin recursos, y casi siempre pierde la razón por como se expresa.

6- Si es posible, Busca el momento adecuado. Muchas parejas discuten mientras sirven la comida o atienden a los hijos. Para decir algo importante, hay que sentarse, mirar al otro a los ojos y hablar sin interrupciones.

7- Actúa. ¿Un colaborador llega tarde a todas las reuniones y ya no sabes cómo pedirle que sea puntual? Avísale y, la próxima vez, no lo esperes. En determinados momentos hay que demostrar que no estamos dispuestos a aceptarlo todo.

¿Y en cuanto a la culpa?, recuérdate siempre lo mucho que vales, puede que al principio la sientas, sin embargo tu actúa a pesar de ella, y sigue firme en lo que crees. veras que cada día sera mejor.

Que tal si empiezas hoy mismo, hazte conciente de aquellas cosas en las cuales siempre dices que si aun cuando en realidad te molestan. Se asertiva y la próxima vez con amabilidad y respeto simplemente di No.

Comparte con nosotras que tal te fue dejando un mensaje aquí en el blog o por facebook.

Bendiciones,                                                                                                                                                           Sally Susset Romero.

Anuncios

2 thoughts on “Ser asertiva es aprender a decir No

  1. yo estoy de acuerdo siempre que nos enfrentamos a situaciones de nuestra vida no sabemos que decir y nuestro impulso por no ve sufrir a los demás nos llena de esos sentimientos buenos y nobles que tenemos las mujeres que un no es algo que nunca queremos decir yo pienso que dar un paso a nuestro valor de ser asertivas y autónomas nos hará mujeres de éxito libres pensadoras es por eso que en determinado momento debemos tener un no como respuesta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s