El perdon

→ Solo el amor verdadero transforma, y la llave hacia el amor es el perdón. Perdonar es estar dispuesto a liberar todo aquello que nos hace daño, y verlo desde otra perspectiva. Empieza con la persona más importante, contigo misma. …Que dices te Perdonaras?

la asertividad es saber establecer límites.

Establecer límites claros nos permite una mejor comunicación con los demás pues es una manera que preservar nuestro espacio y defender nuestros derechos ante los demás. Los límites son necesarios en todas nuestras relaciones y saber establecerlos es una muestra de asertividad y un avance monumental en aquellos que están trabajando su autoestima.

La comunicación asertiva es reflejo de seguridad en nosotras mismas y autoestima a la vez que respetamos los derechos de los demás. Muchas veces en nuestras relaciones personales, familiares o laborales nos dejamos anular poco a poco cediendo nuestro espacio, nuestras decisiones y nuestros deseos ante los demás. Dejamos, sin darnos cuenta de lado nuestros derechos, nuestros deseos y validamos como mejores los deseos y derechos de otros, sobre todo en las relaciones más cercanas. Los límites nos dan el poder de ser nosotras mismas ante cualquier circunstancia y persona.

Walter Riso en su libro los limites del amor nos muestra que poner limites es aprender a amar sin perderse uno mismo. Un limite es línea que trazamos donde establecemos que es permitido y lo que no en nuestras relaciones, por lo tanto, saber establecerlos es una habilidad que toda persona asertiva debe desarrollar pues es muestra primero de una sana autoestima, nos empodera como persona, reconoce nuestro valor, marca el respeto que sentimos por nosotras mismas y el respeto que esperamos de los demás. Los limites son por lo que lo hace sin duda una herramienta esencial el la comunicación asertiva.

Sigue leyendo

la asertividad es saber establecer límites.

Establecer límites claros nos permite una mejor comunicación con los demás pues es una manera que preservar nuestro espacio y defender nuestros derechos ante los demás. Los límites son necesarios en todas nuestras relaciones y saber establecerlos es una muestra de asertividad y un avance monumental en aquellos que están trabajando su autoestima.

La comunicación asertiva es reflejo de seguridad en nosotras mismas y autoestima a la vez que respetamos los derechos de los demás. Muchas veces en nuestras relaciones personales, familiares o laborales nos dejamos anular poco a poco cediendo nuestro espacio, nuestras decisiones y nuestros deseos ante los demás. Dejamos, sin darnos cuenta de lado nuestros derechos, nuestros deseos y validamos como mejores los deseos y derechos de otros, sobre todo en las relaciones más cercanas. Los límites nos dan el poder de ser nosotras mismas ante cualquier circunstancia y persona.

Walter Riso en su libro los limites del amor nos muestra que poner limites es aprender a amar sin perderse uno mismo. Un limite es línea que trazamos donde establecemos que es permitido y lo que no en nuestras relaciones, por lo tanto, saber establecerlos es una habilidad que toda persona asertiva debe desarrollar pues es muestra primero de una sana autoestima, nos empodera como persona, reconoce nuestro valor, marca el respeto que sentimos por nosotras mismas y el respeto que esperamos de los demás. Los limites son por lo que lo hace sin duda una herramienta esencial el la comunicación asertiva.

Sigue leyendo

El silencio asertivo

Te has preguntado, ¿porqué existen personas que no dicen nada sin embargo lo logran todo? ¿Qué es aquello que poseen que comunica un mensaje tan claro aun sin hablar? Existen  personas que desde el silencio transmiten seguridad, entendimiento, paz, convicción, aceptación y respeto. Esa es la energía asertiva, esa seguridad interna de quien soy, de lo quiero, de mi valor intrínseco y ese profundo respeto por la libertad de propia y la ajena.

Leyendo la biblia, me reencontré con un pasaje que siempre me ha llamado la atención. Ciento de veces me he preguntado porque el silencio de Jesúscristo afecto tanto a Pilatos, hasta el punto de desespéralo y me di cuenta de la energía asertiva que proyectaba. De que la asertividad también puede ser silenciosa.

Sigue leyendo

Manifestando Mi Dia Perfecto

Hola a todos hoy quiero compartir algo más personal.

Estoy haciendo un entrenamiento de los 7 niveles de la ley de la atracción con Phil Alfaro y Viviana Varela. Un Mastermind.  Uno de los niveles nos recuerda el poder de manifestar nuestro día perfecto a través de la visualización desde un ángulo muy especial. Redactar nuestro día perfecto y visualizarlo. Una herramienta maravillosa es hacer un video de manifestación y verlo 2 veces al día. Me pareció tan genial la idea  que quise compartir el mío con ustedes a ver si las inspiro y se motiven a hacer uno. Empezar a visualizarse como personas asertivas, decididas, seguras de sí mismas que quieren ser.

Me gustaría escuchar sus comentarios.

Bendiciones     Sally Susset

Los derechos Asertivos. ¿Son Útiles? ¿Como los reconozco?

Conocer tus  derechos asertivos te empodera y te ayuda a comunicarte más eficazmente.  Los derechos asertivos son el primer requisito  a partir del cual sabremos si debemos reaccionar asertivamente o no.

Por ejemplo. Si alguien considera que sus  derechos son inmutable y que además, todos ellos son no negociables, es probable que la necesidad de protegerse se incremente desproporcionalmente: habrá muchas cosas que defender. Es el caso del agresivo, el quisquilloso, el obsesivo, etc

Por otro lado, si piensa que todos los derechos son negociables y se reduce su número a la mínima expresión, casi con seguridad el comportamiento asertivo ocurrirá muy esporádicamente o nunca. Es el caso de las personas sumisas con baja autoestima o aquellas personas que deciden que los demás son más importantes que el.

Sigue leyendo

Ser asertiva es aprender a decir No

Ser asertiva es aprender a decir No sin sentirnos culpables. Aprender a decir NO es una necesidad, es expresión de nuestro valor como seres humanos, nuestro valor como mujeres y de nuestra libertad. Ser asertiva es saber decir no sin culpas o autocondenas. No es un acto egoísta. Es, como expresa Walter Riso, Cuestión de dignidad. Tú tienes derecho a tus espacios, tus gustos, opiniones, decisiones y equivocaciones. Y una manera muy sencilla de manifestar todo eso es aprendiendo a decir No.

En muchas ocasiones nos enfrentamos a sentimientos ambivalentes sobre una decisión que debemos tomar. Sabemos que lo mejor para nosotras mismas es decir que no. Expresamos internamente nuestro deseo y estamos seguras que es la mejor opción posible, sin embargo al exteriorizar ese No, nos sentimos culpables, y permitimos que los demás refuercen ese sentimiento de culpa. Nos llamamos a nosotras mismas egoísta y empezamos a cuestionar y a racionalizar nuestra decisión, nuestro comportamiento e inclusive nuestro derecho. Si nuestra inseguridad es muy grande, nos miramos desde unos lentes de jueces y jurados, donde la imparcialidad brilla por su ausencia y somos auto-condenadas antes de presentar el caso.

Sigue leyendo